Don’t Be Fooled by Fake Immigration Lawyers

Posted June 7, 2012 in Immigration by

 

ICE: It’s not just for deporting people anymore. Last year, the federal Immigrations and Customs Enforcement launched a crackdown against scammers who prey on immigrant communities, pretending to offer legal services but more often than not leading their unwitting clients into a heap of trouble.

  • Scammers known as “notarios” offer asylum applications and other services they aren’t authorized to provide
  • Immigrant communities vulnerable due to poor English skills and unfamiliarity with American law
  • Victims of scams can bear the consequences for notarios’ fraudulent actions 

 

Fake Lawyers

A coalition of government agencies announced last year a renewed effort to weed out people who offer unauthorized immigration services and falsely represent themselves as lawyers, targeting vulnerable clients who don’t know any better.

“This coordinated initiative targets those who prey on immigrant communities by making promises they do not keep and charging for services they are not qualified to provide,” said Tony West, Assistant Attorney General for the Civil Division of the Department of Justice. “We are attacking this problem both through aggressive civil and criminal enforcement and by connecting qualified lawyers with victims who are trying to navigate a complicated immigration system.”

Scammers call themselves notarios, taking advantage of the term “notario publico,” which in Spanish-speaking countries means an actual attorney. In the United States, notaries are not authorized to conduct legal services, but immigrants may not know the difference. And while the term derives from Latin America, the scammers come from, and prey on immigrants from, countries all across the globe. “Every ethnic community that comes to the United States has its own notarios,” says Jack Herzig, an immigration attorney in Philadelphia.

 

Vulnerable Clientele

“People come to this country and don’t speak English,” Herzig says. “Then someone emerges who speaks English and knows how to file forms.” The fake lawyers claim they can help with visas, green cards and other employment documentation, or come up with bogus birth certificates to apply for identification and drivers licenses.

Among the worst notario scams involve asylum applications, where the fake lawyers push boilerplate tales of woe to convince the court that their clients should be allowed to stay in the country. It might work for a while, but immigrants who are coerced into lying to a judge will quickly find they’ve brought permanent consequences on themselves. “A wily notario often exploits the fears of his or her clients, telling them that they have no choice but to stick with lies — and that the alternative is being sent back to the country from where they have fled,” Herzig says.

 

Permanent Consequences

Once a lie is discovered on an asylum application, the applicant is in immediate danger of having the petition rejected and potentially banned from ever being allowed legal status in the United States, even through proper visa or marriage.

Worse, when ICE catches a notario, the government then has grounds to go back and look through all asylum cases that have been handled by the scammer, assuming they are all fraudulent. “The problem is that merely because a person went to a notario does not mean necessarily that they didn’t have a real asylum claim or that they even knew the contents of their application to begin with,” Herzig explains. “Sometimes people go to notarios thinking that they are simply getting authorization to work in the US, when, unknown to them, a notario is spinning out an asylum application — which haunts the client long after the money has been paid.”

One notorious notario was a man named Hans Gouw, an Indonesian immigrant who charged his countrymen $2,000 or more to file for asylum. Gouw and his henchmen instructed their clients to falsely claim rape and torture in order to have their applications approved by U.S. authorities.

In another case, a Pennsylvania man was sentenced to 40 months in prison for faking at least 380 asylum applications, charging $8,000 a pop. That’s a pretty penny to pay, only to find you may have permanently ruined your chances at legal status.

 

Havoc in Their Wake

A real immigration attorney is an immigrant’s best bet to process their forms legally, accurately and effectively. For those who don’t have the money to hire an attorney, there are many immigration service non-profits that can assist with a variety of needs, including filing asylum applications. The Board of Immigration Appeals has resources for immigrants seeking help with documents and applications in each state, and the American Bar Association has a list of resources as well.

The best way to fight against notarios is by reaching out to immigrant communities and explaining the concept of asylum and how important it is to provide truthful statements. Complicating matters, asylum applications must be made in a person’s first year in the United States, which can lead to rushed petitions and draw people into the arms of those who would do them wrong. “It will be the worst thing that ever happens to them,” Herzig says.

Immigrants who aren’t certain about their representation should demand proof that the person they are working with is actually an attorney. Unfortunately, even as the government cracks down on some of the most egregious notarios, there will always be people who slip through the cracks.

“In the end, people who suffer from notarios are the people who need help the most — those who do not speak English, those who do not know where to go or whom to trust, those who have suffered, those ignorant of the laws, and those most in need of protection,” says Herzig. “Although outreach may reach many in the community who would otherwise be at risk, there will always be those, lonely and isolated, who fall into the hands of self-serving shysters, oblivious to their pain, and who spread havoc along their wake.”

You can find a real immigration lawyer by searching Lawyers.com. If you are seeking an immigration lawyer in Philadelphia, please visit http://www.philadelphiaimmigrationhelp.com. If you are seeking an immigration lawyer in Los Angeles, please visit http://www.immigrationhelp-losangeles.com.

 

 

No se Deje Engañar por Falsos Abogados de Inmigración

ICE: No es solo para deportar a las personas. El año pasado, la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) lanzó un operativo en contra de los estafadores que acechaban a las comunidades de inmigrantes, al pretender ofrecer servicios legales, pero que, con frecuencia, ocasionaban que sus clientes (quienes no sabían lo que sucedía) se metieran en serios problemas.

  • Estafadores conocidos como “notarios” ofrecen solicitudes de asilo, así como otros servicios, para los cuales no cuentan con autorización.
  • Las comunidades de inmigrantes son vulnerables debido a sus pobres conocimientos del idioma inglés, además de no conocer el derecho Estadounidense.
  • Las víctimas de estas estafas pueden sufrir graves consecuencias a razón de los actos fraudulentos de los notarios.

 

Abogados Falsos

Una coalición de agencias gubernamentales anunció durante el año pasado una nueva iniciativa enfocada a deshacerse de las personas que ofrecen servicios de inmigración, y que se presentan de manera falsa como abogados, enfocándose hacia clientes vulnerables que no saben la verdad.

“Esta iniciativa coordinada se enfoca hacia aquellas personas que acechan a las comunidades migratorias, realizando promesas que no cumplen y cobrando por servicios para los cuales no están calificados”, comentó Tony West, Asistente del Fiscal General de la División Civil del Departamento de Justicia. “Estamos atacando este problema mediante una estricta aplicación de las leyes civiles y penales, además de conectar a las víctimas de estos hechos con abogados calificados, víctimas que están tratando de navegar a través de un complicado sistema inmigratorio”.

Los estafadores se hacen llamar notarios, aprovechándose del término “notario público” el cual, en países en los que se habla español, se refiere a alguien que en verdad es un abogado. En los Estados Unidos, los notarios no están autorizados para prestar servicios jurídicos, pero los inmigrantes posiblemente no sepan sobre esta diferencia. Y mientras que el término deriva de América Latina, los estafadores provienen de todas partes del mundo, acechando a inmigrantes de todos los países. “Cada comunidad étnica que llega a los Estados Unidos cuenta con sus propios notarios”, dice Jack Herzig, un abogado en inmigración que radica en Filadelfia.

 

Clientela Vulnerable

Jack Herzig

“La gente viene a este país, pero no saben hablar inglés”, comenta Herzig. “Entonces, aparece alguien que sabe hablar inglés, y que sabe como llenar y presentar las solicitudes pertinentes”. Los abogados falsos afirman que pueden ayudarles a conseguir visas, Green Cards (permisos de residencia permanente), y otra documentación necesaria para conseguir un empleo, o bien les proveen de actas de nacimiento falsas para poder solicitar identificaciones y licencias para conducir.

Entre las peores estafas de los notarios, encontramos las solicitudes para asilo, en las que los abogados falsos presentan increíbles historias para poder convencerle a la corte de porque se debe permitir a sus clientes el permanecer en el país. Esto tal vez podría funcionar durante un tiempo, pero los inmigrantes que son coaccionados a mentirle a un Juez rápidamente se darán cuenta de las consecuencias permanentes que pesaran sobre ellos. “Un notario astuto usualmente explota los miedos de sus clientes, diciéndoles que no tienen otra opción más que continuar mintiendo – y que la única alternativa que hay es que sean enviados de vuelta al país del cual han huido”, nos dice Herzig.

 

Consecuencias Permanentes

Una vez que ha sido descubierta una mentira dentro de una solicitud de asilo, el solicitante se encuentra inmediatamente bajo peligro de que su petición sea rechazada, aunado a que posiblemente se le prohíba el poder en algún momento contar con estatus jurídico reconocido por los Estados Unidos, aún mediante una visa correcta o por matrimonio.

Peor aún, cuando la ICE atrapa a un notario, el gobierno tiene las bases necesarias para revisar todos los casos de solicitud de asilo que han sido llevados por el estafador, asumiendo incluso que todos son fraudulentos. “El problema es que por el simple hecho de que una persona fue con un notario, ello no necesariamente significa que ellos no tenían una solicitud legitima de asilo, ni tampoco significa que ellos supieran en verdad el contenido de la solicitud”, nos explica Herzig. “Algunas veces las personas acuden a los notarios pensando que simplemente están obteniendo una autorización para trabajar en los Estados Unidos cuando, sin ellos saberlo, el notario está utilizando una solicitud de asilo – y ello afectará al cliente mucho tiempo después de que han pagado al notario”.

Un notario muy famoso fue un hombre llamado Hans Gouw, un inmigrante de Indonesia que cobraba a sus compatriotas $2,000 dólares o más para iniciar los trámites de solicitud de asilo. Gouw y sus secuaces instruían a sus clientes para que declararan que fueron violados y torturados para poder lograr que las autoridades de los Estados Unidos aprobasen sus solicitudes.

En otro caso, un hombre en Pensilvania fue sentenciado a 40 meses en prisión por engaños en por lo menos 380 solicitudes de asilo, cobrando $8,000 dólares por cada una. Esa es una cantidad muy elevada a pagar por alguien, para después saber que posiblemente ha arruinado sus posibilidades de obtener estatus legal.

 

Caos Tras Su Paso

Un verdadero abogado de inmigración es la mejor opción para procesar las solicitudes de un inmigrante, todo de manera legal, precisa y efectiva. Para quienes no cuentan con el dinero necesario para contratar a un abogado, existen muchas organizaciones sin fines de lucro que ofrecen servicios de inmigración, quienes pueden asistir a los inmigrantes para cumplir con sus necesidades, incluyendo el llenado de una solicitud de asilo. El Consejo de Apelaciones de Inmigración cuenta con los recursos necesarios para los inmigrantes que buscan ayuda, en cuanto a sus documentos y solicitudes, en cada Estado del país, y la Asociación de la Barra de los Estados Unidos también tiene una lista de recursos disponible.

La mejor manera de combatir a los notarios es acercándose a las comunidades de inmigrantes para explicarles el concepto del asilo, así como lo importante que es declarar lo que es verdad. Para complicar más las cosas, las solicitudes de asilo deben de ser presentadas durante el primer año después a que una persona llega a los Estados Unidos, lo cual puede llevar a que muchos tengan que presentar solicitudes apresuradas, llevando a las personas a las garras de aquellos que pueden hacerles daño. “Será lo peor que les puede pasar”, nos dice Herzig.

Los inmigrantes que no están seguros sobre su abogado deberán solicitar pruebas de que la persona con la que están trabajando en verdad es un abogado. Por desgracia, aún cuando el gobierno logra acabar con algunos de los notarios más atroces, siempre habrá quienes logran seguir actuando fraudulentamente.

“Al final, la gente que sufre por culpa de los notarios es la gente que más necesita de ayuda – son quienes no hablan inglés, quienes no saben a dónde ir o en quien confiar, quienes han sufrido, quienes son ignorados por las leyes, quienes más necesitan ser protegidos”, dice Herzig. “Aunque puede ser posible acercarse a muchos dentro de la comunidad, que de otra manera estarían en riesgo, siempre habrá quienes, por su soledad y asilamiento, caigan en las garras de estafadores egoístas, inconscientes e inmunes a su dolor, que esparcen el caos tras su paso”.

Puedes encontrar un verdadero abogado en inmigración buscando en Lawyers.com. Si estas buscando un abogado de inmigración en Filadelfia, por favor visita http://www.philadelphiaimmigrationhelp.com. Si estas buscando un abogado de inmigración en Los Ángeles, por favor visita http://www.immigrationhelp-losangeles.com.

Tagged as: , , , , , , ,